Lemmy y el Rockstarsismo

La importancia del cover